lunes, 1 de marzo de 2010

Necesitaba Silencio.


Necesitaba huir, de nada ni de nadie solo irme.

Ahora de vuelta a casa con papel y boli en mano, sé porqué.

Llevaba una semana rara, revuelta, exhausta de fines de semana ajetreados de maravillosas celebraciones y quedadas con deliciosos amigos, pero cansada de tanto ruido.
Necesitaba huir para poder encontrar el silencio que no sabía que tanto necesitaba. He sido consciente por primera vez en mi vida que lo necesitaba como el aire que respiro en cada exhalación.

Ha sido un fin de semana mágico, de recogimiento en familia con mis tres partes que forman todo mi “YO”.
Ellos han respetado mi espacio regalándome tiempo para la lectura, un libro que hace tiempo que tenía ganas de leer y me recomendó mi amiga Sara (Gracias Bella).
Era el momento de disfrutarlo! Me perdí entre sus hojas devorándomelo en dos días. Me ha hecho “darme cuenta” de cosas verdaderamente valiosas.

Entrar en contacto con la naturaleza me ha hecho apreciar todo lo maravilloso que tenemos a nuestro alrededor. En un momento dado del paseo, he hecho parar y silenciar a mis acompañantes para escuchar y disfrutar del canto de un pájaro al cual no hemos podido ver, pero si sentir.

Le he regalado un abrazo a un alto árbol, el cual en agradecimiento, me ha colmado de energía llena de Luz.

Lo hemos sentido con prisa yo diría que incluso enfadado, como si llegase tarde a algún lugar o tal vez escapando de algo o de alguien. Las aguas corrían bravas rio abajo, incluso en algún momento a punto de derramarse. Nos ha atrapado por unos momentos esa sensación torbellina y nos hemos quedado abducidos observando.

Bromeando, me ha salido la vena de “payasilla” que de vez en cuando aflora en mí al encontrar una vara y he hecho la gracia del “tío la vara”. Mi chiquitina ha descubierto con gran asombro el ruido que hace al agitarla. Qué cara de expectación, al ver como sonaba una y otra vez. Es impactante esa sensación compartida con ella del descubrimiento.

Hemos tenido tiempo para la comunicación, esa que a veces falta por el ritmo frenético y rutinario del día a día.

Mi cuerpo vuelve a casa pleno, lleno de paz y quietud.
Mi mente serena y acallada.
Y mi creatividad a tope con este maravilloso día que me invita a comenzar con mi colección de primavera.

Necesitaba Silencio y lo encontré!!

Un abrazo “arbolero” para todos.
May.

7 comentarios:

PETALO dijo...

Hola May, me alegro que encontraras ese silencio que tanto necesitabas, la soledad cuando es buscada, puede resultar embriagadora.
Me alegro por ti y por tu familia. Recojo energia de tu abrazo. Gracias por tus visitas y por tus palabras. Besazo.

Sara dijo...

Hola Artista, normalmente no nos damos cuenta del ruido hasta que se hace el silencio... y es en el silencio donde más vamos a escuchar todo lo que nos rodea y nuestras propias necesidades. Me alegro muchísimo que disfrutaras de un fin de semana tan especial.

Recibo tu abrazo "arbolero", besos amiga mía y gracias a ti por compartirlo.

Lalunallena dijo...

Querida May, qué lindo fin de semana habéis pasado. Es cierto que la Naturaleza renueva a uno de la cabeza a los pies. Y esto de abrazar a los árboles, es algo que me enseñó mi madre de pequeña, ella me dijo que si los abrazas, te llenan de energía, y así es.
Me alegro que hayas vuelto llenita de paz.
Un abrazote.

Ernesto. dijo...

Recibido amiga, nada más tengo que añadir.

Es un placer oírte expresar en esos términos.

Un abrazo Mayte.

africa dijo...

Hola MAYS, que necesario es a veces hacer un alto en el camino y sentir la soledad!, el recogimiento, el silencio, esa energia que nos da la naturaleza e impregnarnos de ella. Me alegro que hayas conseguido desconectar y disfrutar de todo eso. Preciosa foto!
Un besazo

AFRICA04

GELI dijo...

Ainssssssss, pero que envidia me das. Necesito aire puro, silencio, tiempo para mi, un poco de soledad.........pero no puedo.

Me alegro mucho por ti, por haberte llenado de tantas sensaciones, y ahora que nadie nos escucha, te diré que a mi muy a menudo me sale la vena de "payasa", no me queda mas remedio, ante tantos problemas.

Un beso de chocolate.

Geli.

karlosvalla dijo...

No me habia dado cuenta de la cantidad de cosas que hemos hecho, hasta verlas plasmadas en tu escrito.
Cada día me sorprendes mas con tu narrativa (si ya te digo yo que eres una ARTISTA).
Aprovecha esas baterias de creatividad y CREA.
Un Beso y un abrazo "arbolero".

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por tu visita!